La impresionante ovación que los hinchas de Pumas le dedicaron a Castillo por su doblete.

El estadio literalmente se rindió a sus pies. Nicolás Castillo se retiró en medio de una tremenda ovación tras el doblete con el que revivió a Pumas frente a Pachuca este sábado. Al momento de ser reemplazado, a los 88 minutos de partido, la hinchada del cuadro universitario se unió en un sólo grito y todos elogiaron al delantero chileno, quien se matriculó con dos tantos para la victoria por 3-2 de su escuadra.

“Olé, olé, olé, olé. Nico, Nico”, se escuchaba desde la galerías. Todo por la descollante actuación del ex UC, quien con sus goles le dio los primeros tres puntos de la temporada al conjunto auriazul.

La jornada soñada que vivió ayer el atacante le sirve para quitarse la frustración. La temporada pasada poco pudo brillar en Pumas, ya que las lesiones no lo dejaron de atormentar. Sin embargo, el delantero chileno volvió con todo a las canchas y, con dos golazos, pudo deshacerse de las desgracias y de las críticas de parte de algunos hinchas. Ahora se reconcilió con la fanaticada de su escuadra.

ESTA ENTRADA FUE POSTEADA EN Deportes.

Acerca de